Curiosidades del telescopio espacial Hubble

1A finales de los años ´70, un magnifico proyecto que involucraba a un satélite espía, pero para ser lanzado al espacio, la misión: ver más allá de lo que el cielo nocturno había permitido hasta entonces, descubrir nuevos mundos, lugares extraordinarios y estudiar el sistema solar como nunca antes con este enorme lente orbitador. Así comenzamos este breve recorrido por algunas curiosidades del telescopio espacial Hubble, el ojo del hombre sobre el planeta tierra hacia el infinito.

El nombre del telescopio se pronuncia “JÁBOL” pero en algunos idiomas como el italiano se le llama “ÚBEL” y para ese entonces, en plena guerra fría, algunos países como la ya extinta Union de republicas Socialistas Sovieticas (URSS), se atrevió a conjeturar que, se trataba de un satélite espía construido por los norteamericanos, la pregunta es: ¿realmente llegó a desempeñar esa función? la respuesta es que: sus poderosos lentes del sistema KH-11 Kennan/Crystal de un satélite espía modificado, (tecnología de punta para la época y ya varias veces restaurado en órbita), están orientados en sentido contrario, hacia el espacio profundo y no hacia la tierra, aunque algunos aún creen que si puede espiar a cualquier país.

Otra de esas curiosidades del telescopio espacial Hubble, es que aun cuando se terminó en 1985, se programó su lanzamiento para 1986, pero sucedió entonces la tragedia del Transbordador espacial U.S.S. Challenger (misión STS 51-L), el despegue entonces del Telescopio se retrasó hasta 1990, 5 años después de su término y aun se consideraba la mejor tecnología creada por el hombre para la investigación espacial.

Una de las mayores curiosidades del telescopio espacial Hubble, es que, parecía estar ciego y por eso, tiene gafas, como una persona con problemas de visión, se trata de un sistema llamado COSTAR (Corrective Optics Space Telescope Axial Replacement) que se le implantaron al aparato para corregir su borrosa visión de las imágenes que sus espejos transmitían. Increíble, pero cierto.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *